Llueve sobre mojado

el

Julio camina bajo la lluvia. Hace semanas que la anuncian por televisión pero se resistía a llegar. Llueve. No lleva paraguas. Cansado de pasearlo inútilmente decidió esta mañana dejarlo en casa.

Intenta coger un taxi. Todos llenos. Llueve. Sigue caminando. Al poco, una luz verde. Julio levanta la mano y entra en un taxi con olor a tabaco rancio y a algo más, que no desea identificar. De hecho, saldría de inmediato de ese habitáculo, pero tiene los pies húmedos y las siglas N1H1 revoloteando por su cabeza mojada. Decide quedarse.

– A Plaza Universidad, por favor. Resto en Libro de Notas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s