Si la vida te da limones…

el
La intensa vida social de mis nuevos vecinos está acabando con mi descanso y mi salud. Ayer me desperté sobresaltada en mitad de la noche a consecuencia de un golpe que hizo retumbar las paredes. Mi corazón latía desbocado y la adrenalina se arremolinaba furiosa por los rincones de la habitación. Pensé que habían tirado abajo la puerta del piso y estaba siendo atacada por un grupo de delincuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s