el

Se cayó. Se le quebró una clavícula. Y algo crujió entre las circunvoluciones de su cerebro.

Ya no hacía planes de futuro. No recordaba el pasado.

Su melodía chirrió. Sus palabras se volvieron reiterativas y sus sueños quedaron suspendidos. Los de ella también, aunque su vientre seguía creciendo.

El quería alcanzarla, sentir la vida crecer en su interior. Pero tan pronto como parecía lograrlo, el disco daba una vuelta más y el surco deforme le hacía retroceder de un salto.

Se cayó. Se le quebró una clavícula. Y algo crujió entre las circunvoluciones de su cerebro.

Sus planes quedaron pospuestos. Sus recuerdos también.

Puede que simplemente esté soñando que se le ha roto el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s